Bullpen de los Mets dependerá en grande de Jeurys Familia

Bullpen de los Mets dependerá en grande de Jeurys Familia

Tomando en cuenta que al gerente general Sandy Alderson no le gusta invertir grandes sumas de dinero en el bullpen de su equipo, vale pena darle un vistazo al trabajo que han realizado los relevistas de los Mets en las últimas temporadas. En el 2014, el bullpen de Nueva York terminó cuarto en la Liga Nacional en efectividad. En el 2015, fueron séptimos. Y el verano pasado, terminaron terceros, gracias a una efectividad de 3.51 que acompañaron con 569 ponches en 525 innings.

La fórmula de los Mets no es un secreto: han utilizado todo lo que han podido al cerrador dominicano Jeurys Familia. Esa debería volver a ser la estrategia en el 2017, incluso si Familia pierde tiempo debido a una posible suspensión por violar la nueva política contra la violencia doméstica de Major League Baseball.

Pero los Mets no podrán depender sólo de Familia. Para que tengan éxito utilizando básicamente al mismo bullpen que tuvieron el año pasado, Nueva York necesita que otros relevistas den un paso al frente.

"Tenemos que asegurarnos de tener un grupo fuerte", dijo el manager Terry Collins recientemente. "Tenemos que tener distintas opciones".

Aunque Familia continúa siendo la piedra angular, gracias a 94 salvados y 2.20 de efectividad en las últimas dos temporadas, el preparador Addison Reed podría ser la pieza más importante del bullpen en abril. Según algunos números, Reed tuvo una mejor temporada que Familia en el 2016, cuando ponchó a 10.5 bateadores cada nueve innings y dejó 1.97 de efectividad. Si Familia termina siendo suspendido, Reed será el cerrador.

Es después de allí que se empantana la situación. Aunque es probable que los Mets consigan al menos a otro relevista veterano antes de que comience la campaña, lo más probable es que completen la mayor parte del bullpen con piezas internas. Eso significa que el dominicano Hansel Robles, Josh Edgin, Josh Smoker, Erik Goeddel y otros más tendrán roles significativos. En un escenario ideal, al grupo se sumaría Jerry Blevins, aunque el zurdo es agente libre y su regreso no está garantizado.

Para llenar los espacios vacíos, los Mets van a aprovechar la profundidad de su rotación. Después de los primeros cuatro abridores del equipo hay un grupo de tres pitchers (Robert Gsellman, Seth Lugo y Zack Wheeler) cuyo puesto en la rotación no está garantizado. Algunos ejecutivos de los Mets han dicho que han discutido abiertamente la posibilidad de pasar a Wheeler al bullpen, aunque les preocupa los potenciales problemas de salud que una medida así podría causar. También es posible que quien inicie relevando sea Gsellman o Lugo, quien podría asumir el puesto de preparador mientras Reed cierra.

Entre todos los departamentos de los Mets, el bullpen sigue representando la menor certeza de cara a los entrenamientos primaverales. Pero mientras Familia y Reed estén lanzando bien, el cuerpo de relevistas debería volver a destacar como uno de los mejores del béisbol.